Sedmikrásky

Las margaritas (1966)

Dos chicas están tomando el sol en bikini, cuando llegan a la conclusión de que el mundo está corrompido, y que, por lo tanto, ellas también deben corromperse. Por ello, se involucran en una serie de situaciones en las que juegan a ser malas y destructivas, preocupándose sólo por satisfacer sus deseos (principalmente comer).

margaritas club

Una película con un estilo bastante radical, basado en un trabajo de montaje en donde las escenas se suceden de manera rápida. Éstas por lo general son inconexas, y la relación entre ellas sólo se hace evidente a través de la edición. Se salta de una situación a otra de manera abrupta. El espectador es bombardeado con imágenes, sonidos y colores de distinta naturaleza. La directora tenía como objetivo el poner una barrera entre la audiencia y la película, de manera que pudieran cuestionar el significado de la misma.

margaritas tren

Con frecuencia hay cambios de colores, secuencias a blanco y negro, o en un solo color.

La música es animada y enérgica, la actuación es espontánea, y la atmósfera en general es juguetona y divertida. El problema es que a veces ésta frenética descarga audiovisual se torna desgastante, por lo que, a pesar de su corta duración, la película se siente más larga de lo que debería. Aparte, el punto o idea principal de lo que ocurre (si es que lo hay) se pierde entre lo aleatorio e impredecible de la narrativa. Supongo que ese era el punto, pero no deja de ser desconcertante.

pelea tijeras

Algunos ven en Las Margaritas una alegoría política, donde se critica al sistema comunista, otros ven un mensaje feminista, otros ven a una juventud nihilista en una sociedad que no les brinda mayores opciones, en fin, hay multitud de interpretaciones. Yo sinceramente, no vi nada más allá de su fascinante estética que una comedia absurdista de carácter experimental, la cual es agradable, original y única, pero cuya reputación excede su calidad, en mi opinión.

 

Advertisements