Il vangelo secondo Matteo

El evangelio según San Mateo (1964)

Como su nombre lo indica, una adaptación del Evangelio según San Mateo, en donde se narra la vida de Jesús de Nazaret, empezando desde su concepción por parte de la Virgen María, y abarcando los hechos más significativos de su vida, como el bautismo, la tentación en el desierto, los sermones, los milagros que realizó, su crucifixión, muerte y resurrección.

Una de las representaciones mejor logradas de Jesucristo en la pantalla grande, que logra balancear de manera impecable sus dimensiones humana y divina. El diálogo es escaso. Es Jesús quien tiene la palabra durante la mayor parte de la película, y sus parlamentos están tomados directamente del Evangelio, ya que Pasolini quería transmitir “la belleza poética del texto”. Por ello, la recitación de sus sermones y parábolas causa mayor impacto y resuena más con el espectador. La dirección de arte deja de lado un poco la precisión histórica, prefiriendo amalgamar los múltiples estilos artísticos con los que se ha representado a Jesús, los romanos, y las ciudades en donde predicó, a lo largo de los siglos (las locaciones no corresponden a Tierra Santa, sino al sur de Italia). Se pueden encontrar escenas filmadas con un estricto rigor y cuidado, así como varias de carácter mucho más espontáneo, fuertemente influenciadas por el neorrealismo.

predica jesus

“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! Que recorren mar y tierra para convertir a un pagano, y cuando ya lo han convertido, lo hacen un hijo del infierno peor que vosotros.”

En su tiempo, las enseñanzas de Jesús no fueron bienvenidas de inmediato por la mayor parte de la población. Los sacerdotes y fariseos lo veían como una amenaza para el poder establecido, como a alguien con el poder de provocar una revuelta que podría derrocarlos. En consecuencia con esto, Jesús es adecuadamente representado como un revolucionario en pie de lucha, un rebelde, que proclama la buena nueva de amor y esperanza con fervor, pero con dureza, desenmascarando la corrupción de las autoridades religiosas, así como reprochando casi que de manera ruda al pueblo por su falta de fe. Sabiamente, la película evita detenerse en los detalles de la brutal tortura, viacrucis y crucifixión a la que fue sometido (algo en lo que han caído muchas películas posteriores), eligiendo mostrar su dolor espiritual al sentirse abandonado por su padre, así como el dolor de su madre.

virgen maria

La representación de la Virgen María destaca. No necesita decir una palabra, pero las expresiones de su rostro nos dicen todo lo que está pensando en un momento particular . Arriba: la visita de los Reyes Magos de Oriente. Abajo: la crucifixión.

De un gran naturalismo, en el cual también coexiste la solemnidad, evita caer en la prédica efectista del mensaje cristiano (tal vez por el hecho de reproducir las enseñanzas bíblicas de manera literal, sin adornarlas ni simplificarlas) transmitiéndolo con toda su severidad y carácter estricto, sin dejar de lado su trasfondo de amor y bondad. Bellísima, y profundamente espiritual, es incluso considerada por el Vaticano como la mejor película que se ha hecho sobre la figura central de la cristiandad.

Advertisements