Ma nuit chez Maud

Mi noche con Maud (1969)

Unos franchutes teniendo conversaciones intelectuales sobre Pascal, la moral, el amor, y la religión. Ah sí, y el protagonista tiene un dilema moral porque quiere casarse con una mujer a la que ni conoce, y que solo ha visto cuando va a la iglesia, pero otra mujer le ofrece pasar la noche en casa de ella. Nada más. Basada en un cuento escrito por el mismo Rohmer, creo que me hubiera valido mejor haberlo leído en vez de gastar 110 minutos de mi vida viendo ésto (o mejor dicho, leyendo subtítulos), porque pareciera que lo hubiera transcrito palabra por palabra a la pantalla. Puedo contar con los dedos las escenas en las que los personajes cierran la boca.

Todo está supeditado a los diálogos. TODO. Y el cine es ante todo imagen, no diálogo. La palabra es un medio, no un fin. Y en el cine se pueden hacer cosas geniales con la palabra, pero llenar casi todos los planos con verborrea no es una de ellas. El problema no sería tan grave si al menos las conversaciones tuvieran un dejo de espontaneidad, o de naturalidad, pero la cinta está tan enfrascada en la profundidad de su temática y de sus ideas que al final se le olvida que es una película (descuidando hasta el ritmo, el cual se torna flojísimo, porque lo único que medio lo sostiene es adivinen que, el diálogo), no una obra literaria. No hay nada visualmente llamativo en este film, si no tenemos en cuenta la belleza de Françoise Fabian y Marie-Christine Barrault, las dos actrices principales.

francoise ma nuit chez maud

Aunque como culpar al protagonista, yo también querría casarme con ella aún sin conocerla. No, la verdad es que el dilema moral planteado en la premisa era interesante, a pesar de lo que dije al principio. Lo malo es la ejecución. Estoy seguro de que en el cuento original está expuesto de mejor manera.

Le hubiera salido mejor a Rohmer adaptar esta historia como una radionovela. O una obra de teatro, tal vez. Y ya, no tengo absolutamente nada más que decir sobre esta película, no sea que termine haciendo una Rohmerada y me termine extendiendo más de lo debido en palabrería. Recomendada exclusivamente para alguien que esté tomando clases de francés, le puede ayudar a ejercitar sus habilidades con el idioma.