Vertigo

Vértigo (1958)

El detective John “Scottie” Ferguson se retira al sufrir un accidente que lo deja con acrofobia y vértigo, pero cuando un antiguo amigo de universidad, Gavin Elster, le pide que vigile a su esposa, Madeleine, éste se toma el asunto muy en serio. Elster teme que Madeleine intente suicidarse al estar poseída por el espíritu de una de sus antepasados. Scottie se enamora de ella hasta el punto de la obsesión.

Boileau y Narcejac, dos autores de literatura policíaca, escribieron una novela que eventualmente Henri-Georges Clouzot adaptó bajo el nombre de Las Diabólicas, comprando los derechos de la obra antes de que Hitchcock pudiera hacerlo. El director británico estaba interesado en la obra de los dos escritores franceses, por lo que se hizo con la sinopsis de otra novela de ellos, que compartía varios elementos con la que se convertiría en Las Diabólicas (un hombre planeando el asesinato de su esposa valiéndose de una historia de fantasmas, una enfermedad que garantiza que el crimen se cometa, un giro sorpresivo en la segunda mitad de la trama). No valdría la pena mencionar esta intertextualidad de no ser porque tanto Vértigo como Las Diabólicas son dos de los mejores thrillers jamás hechos en la historia del cine.

El uso del color, las locaciones, la vestimenta y los peinados del personaje de Kim Novak contribuyen a construir un aura fantasmal sobre ella. Sus vestidos grises (o verdes), cabello rubio claro, y la forma en que la luz incide sobre su figura (a veces la envuelve en verde, a veces ensombrece su rostro, a veces se torna difusa) la convierten en una persona que pareciera no pertenecer al mundo de los vivos. La interpretación fría y distante que hace Novak del personaje también ayuda. Sin embargo, en cuanto al departamento actoral, es James Stewart quien destaca más que nadie. Su retrato de un hombre inicialmente bueno que se deja llevar gradualmente por la obsesión es uno de los aspectos que definen la película.

vertigo

El uso de las angulaciones de cámara para recrear la sensación de vértigo es muy efectivo, y logra hacer que el espectador sienta la enfermedad de Scottie.

Vértigo se mueve siguiendo la lógica de los sueños, en donde las cosas pasan, aún cuando en ocasiones no tenga mucho sentido que ocurran de la manera en que lo hacen. A este hecho se alude indirectamente con la secuencia pesadillesca que aterra al detective. En el mejor de los casos, se puede decir que la trama depende de coincidencias sorpresivas. En el peor de los casos, que es absurda. Esta única falla le quita algo de su poder a la película. Irónicamente, se disfruta aún más cuando ya se conoce el final y por lo tanto, se deja el interés por la historia de lado, porque como retrato de un romance obsesivo y de una fijación malsana por los recuerdos, Vértigo es insuperable.

vertigo espejos

El motivo visual de los espejos resulta llamativo, por el hecho de que en los planos se muestra al personaje de Kim Novak dividido en dos, lo que le permite a la película jugar con las identidades: la verdadera y aquella a la que se aferra Scottie.

Temáticamente, puede hacerse una lectura de Vértigo relacionada con la manera en que los hombres le imponen a las mujeres los parámetros de estética que ellos quieren, algo que ocurre en el mismo Hollywood (y que le pasó a Kim Novak, otra víctima de la cirugía estética). La situación es llevada de extremo a extremo, porque a Judy la disfrazan de Madeleine para que sea cómplice del crimen, pero las cosas se complican para ella porque un hombre se enamora de cómo se ve, y no de como es en realidad. Aquí entra en escena un aspecto psicológico que juega de manera bastante interesante con la relación entre el duelo por una persona amada, la necesidad de una conclusión o de volver a ver a esa persona, y de los medios que se pueden tomar para tal fin, que terminan causando estragos en la psique del doliente. En todo momento, es siempre el hombre quien controla y decide el destino de la mujer, sin importar que a ella le desagrade o que no sea bueno para ella, con tal de que él consiga lo que desea.

Esto la hace mucho más retorcida de lo que parece en principio. Vértigo sumerge al espectador en un hechizo, haciéndole creer algo que no es cierto para luego subvertir sus expectativas (lo cual viene siendo el único aspecto exitoso de la narrativa). Cargada de inventiva visual, temática llamativa (y perturbadora), y emoción, es capaz de trascender sus limitaciones y convertirse en una de las películas más influyentes y respetadas de todos los tiempos.

Anuncios

Notorious

Encadenados (1946)

Durante la Segunda Guerra Mundial, Devlin, un agente del FBI, se enamora de Alicia Huberman, quien lleva una vida disoluta, y le encomienda una misión: seducir a Sebastian, un empresario alemán del cual se sospecha que desarrolla armas nucleares. La situación se complica cuando Sebastian le propone matrimonio a Alicia.

Una película notable por ser una de las más personales de Hitchcock a pesar de su típica meticulosa construcción, en donde cada uno de sus elementos se acopla de manera tan precisa con los otros, que el resultado es como una obra de relojería. El balance entre el desarrollo de los personajes y el avance de la trama se mantiene todo el tiempo, ninguno de estos dos aspectos se sobrepone por sobre el otro. Los motivos visuales usados por Hitchcock (las llaves, las botellas de vino, las tazas de café) son sencillos, pero de una efectividad tremenda. Cada encuadre, cada movimiento de cámara (el manejo de los planos largos es muy logrado) contribuye a construir la intriga, que va creciendo a medida que pasan los minutos.

notorious casting

Los cuatro actores principales del reparto hacen un trabajo excepcional.

Las relaciones entre los personajes son el motor principal de la historia. Hay una contraste interesante entre el héroe y el villano que se disputan el amor de Alicia, ya que mientras Devlin envía a la mujer que supuestamente ama a un destino que ella rechaza, Sebastian se desvive por ella, entregándole toda su confianza. El héroe es amargado y hosco, el villano cálido y sensible. Hay casi que una subversión de roles que les añade profundidad a los personajes. La figura de la madre de Sebastian es genial, ya que es el personaje más siniestro de la película, quien mueve los hilos, y tiene control sobre la vida de su hijo. En el fondo subyacen cuestiones interesantes sobre la relación entre el amor y el deber, y los límites que existen entre estas dos cosas.

notorious botella uranio

Resulta interesante la manera en que Sebastien descubre que su mujer es una espía: al ver rota la botella de vino que estaba llena de uranio. Es puramente visual.

Notorious marcó un hito en la carrera de Hitchcock al ser una película en donde los personajes jugaban un papel crucial a la hora de impulsar la historia, en lugar de que ésta se impulsara porque algo les pasase a ellos. El suspense está vinculado a las emociones de los personajes, mostrando que no necesariamente tiene que nacer del miedo. Magistralmente dirigida, no tiene puntos flojos por ningún lado, y resulta entretenida y muy moderna (hay que imaginar la reacción que causaría la famosa escena del beso cuando las audiencias la vieron por primera vez), a pesar de la época en que se realizó.