Mies vailla menneisyyttä

El hombre sin pasado (2002)

Un hombre llega a Helsinki, donde unos asaltantes le dan una paliza tan dura que se queda amnésico. Incapaz de recordar quién es, o qué hacía, o si tiene amigos o parientes, empieza a rehacer su vida en las afueras de la ciudad, junto a los marginados de la sociedad. Pronto conoce a una mujer que trabaja en el Ejército de Salvación, y se enamoran.

En El hombre sin pasado hay una escena en donde la banda del Ejército de Salvación toca una canción cuya letra habla del corazón del hombre, de todas las cosas buenas y malas que puede abarcar. Dicha canción podría ser un resumen de esta gran película, en donde Kaurismäki hace una radiografía del corazón humano, valiéndose de su humor seco. Los personajes parecen estatuas, su lenguaje corporal es muy reducido, y sus (pocas) expresiones faciales son muy sutiles como para notarlas. Las angulaciones bajas con las que son filmados los hace ver aún más rígidos. Las acciones de los personajes, y las situaciones en las que se ven envueltos son las encargadas de transmitir las emociones de las escenas. Los diálogos son reducidos, pero muy certeros.

el hombre sin pasado

La pareja protagonista hace un trabajo genial, manteniendo la inexpresividad, pero sugiriendo bajo ella unos carácteres muy particulares, con sus necesidades, y sus anhelos.

El contraste entre los entornos en que se desarrolla la acción también señala aspectos significativos sobre el carácter de los personajes. El barrio marginal tiene más colores, y estos son más cálidos que los de la ciudad como tal, que es una mole de concreto gris y fría. La música es prominente en varias escenas, desde tangos melancólicos hasta animadas canciones de rock ‘n’ roll, y es un factor igualmente importante a la hora de establecer el carácter de cada escena. Gran parte del humor proviene de lo cruel, triste, o decepcionante que les pasa a los personajes (aunque Kaurismäki los compadece y nunca se burla de ellos), así como de la subversión de los clichés que el espectador esperaría encontrar en una película sobre un hombre que pierde la memoria.

hombre sin pasado palo golpe

“Esto se me ocurrió porque lo vi en una película cuando era niño, un hombre se golpeaba la cabeza, perdía la memoria y la recuperaba cuando le volvieron a pegar en el mismo lugar.”

Para empezar, la película no se trata de un hombre que recupera sus recuerdos y su identidad. Se trata de alguien al que la vida le ha dado un golpe durísimo (literal y figuradamente) del cual debe levantarse y seguir adelante. La situación está muy difícil para él, pero acepta que tiene que arreglárselas con lo que tiene, y hacer lo mejor con lo que se le da. En su camino, se encuentra con todo el espectro de las emociones humanas, con todas sus contradicciones: compasión y brutalidad, generosidad y avaricia, honor y criminalidad, y lidia con lo que se le atraviesa con una calma admirable. La solidaridad es aquello que comparten los marginados, que hace sus vidas llevaderas, que les da el impulso para continuar.

hombre sin pasado oficina

A modo de contraste, se muestra la inutilidad de la burocracia y su completa incapacidad de servir a los ciudadanos, junto con una crítica al sistema bancario.

La naturaleza engañosamente simple y austera de El hombre sin pasado es lo que le permite abordar un rango tan amplio de temáticas y estados de ánimo (tiene un bello romance, un asalto a un banco, y muchas otras cosas más, sin el más mínimo dejo de dramatismo), en apenas 90 minutos. Incluso hay lugar para el optimismo, en medio de la más cruda desolación. El film parece deslustrado y apático, pero en realidad es profundamente cálido y hasta conmovedor, casi como el magnífico personaje de Kati Outinen, la mujer solitaria pero caritativa que oculta un profundo deseo de sentirse amada. Muchos no comprenderán el frío sentido del humor del director finlandés (aunque esta película fue incluso nominada a un Óscar), pero bajo él subyace una profunda humanidad.

Advertisements

Kauas pilvet karkaavat

Nubes pasajeras (1996)

Lauri, un conductor de tranvía, pierde su trabajo. Poco después, el restaurante Dubrovnik, en el cual trabaja su esposa, Ilona, cierra. Negándose a aceptar un subsidio de desempleo, Lauri intenta buscar empleo por todos los medios posibles. Sin embargo, su licencia de conducción es revocada, y no puede volver a trabajar como conductor. Ilona busca trabajo en otros restaurantes, con poco o ningún éxito.

Nubes pasajeras es una película tan deprimente que termina siendo hasta cómica (intencionalmente, por supuesto). Si bien la iluminación tiene una apariencia natural, abundan las sombras en varias escenas. Se usan bastantes planos fijos, por lo que el ritmo es pausado. Se usan muchas tonalidades pastel de verde, azul y rojo, las cuales se ven apagadas y descoloridas. La actuación es rígida, y aparentemente inexpresiva. Los personajes son parcos, pero cuando hablan, sus palabras tienen impacto. La historia es sencilla y sin rodeos ni trucos narrativos de ningún tipo. La música tiene un carácter ecléctico (se usan canciones de diversos géneros) y crea un efecto de contraste.

ilona lauri

A pesar de todo lo anterior, el mundo de Kaurismäki no es enteramente gris y sombrío. Hay una dulzura inherente al mismo. A pesar de su carácter frío, no hay duda de que la pareja de esposos que protagoniza la película se ama profundamente.

Es gracias a su amor, que Ilona y Lauri tienen las fuerzas para seguir adelante a pesar de su difícil situación económica. A pesar de que su mala suerte persiste, y de que cada vez les ocurren peores desgracias, ellos siguen adelante sin pestañear. Perseveran, y luchan por mantener su dignidad a toda costa. Sin importar lo desolador que parezca el panorama, sin importar la indolencia de la gente, a la cual solo le importa su propio beneficio, confían en que tienen las capacidades suficientes para salir adelante, enfrentando y venciendo sus miedos, sin echarse por completo a la pena.

portero ilona bar

“La vida es corta y miserable. Se feliz mientras puedas.”

Con su estilo minimalista y ascético (Kaurismäki estaba sin duda influenciado por el cine de Bresson) Nubes pasajeras logra ser más motivante, inspiradora y alentadora que un sinfín de películas melodramáticas con mensajes de superación personal baratos sobre gente sobreponiéndose a la adversidad. Al ser triste y divertida, teniendo un tono agridulce, logra ser mucho más realista.