The Big Short

La gran apuesta (2015)

Michael Burry, un gestor de fondos de alto riesgo, descubre una burbuja en el mercado inmobiliario estadounidense. Empieza a comprarle permutas de incumplimiento crediticio a los bancos de inversión, lo que quiere decir que ganará dinero si miles de personas no pueden pagar sus hipotecas. Varios otros actores del mercado financiero oyen de esto, y empiezan a invertir en éstas permutas. Pronto, todos descubren que el inminente colapso del sistema financiero llevará a una crisis económica no solo a los Estados Unidos, sino al mundo entero.

Intrincada comedia dramática, que mantiene un delicado balance entre el humor, la indignación, y el rigor a la hora de tratar un asunto tan complejo y de tal magnitud como la crisis financiera del 2008. El guión de Charles Randolph y Adam McKay es bastante minucioso y detallado, sin embargo, esto es a su vez su gran ventaja y debilidad. Resultan acertadas (y divertidas) las explicaciones de conceptos básicos por parte de celebridades, sin embargo, la terminología utilizada por los protagonistas hace todo el asunto difícil de comprender. Es loable el esfuerzo de no trivializar el tema, de todos modos. El vertiginoso ritmo y frenética edición ayudan a acumular la tensión dramática.

mark baum

No hay un enlace flojo entre todo el elenco, pero quien más destaca es Steve Carell en el papel de Mark Baum.

A la película no le tiembla la voz a la hora de llamar a los dirigentes del sector financiero de Wall Street por lo que realmente son: criminales, rateros, ladrones. A través de complejos instrumentos financieros, y valiéndose de prácticas moralmente cuestionables, lograron crear absurdas sumas de dinero de la nada, apostando a que millones de personas (de clase media o baja) no iban a poder pagar el dinero de sus hipotecas, las mismas que les permitieron el poder comprar sus casas. Todo un sistema alimentado por la codicia, que se cayó por su propio peso, en lo que constituyó un crimen por el cual pagó la gente del común, mientras muchas entidades financieras salieron impunes e ilesas, gracias a los rescates del gobierno gringo. El evento se volvió una crisis global, de la cual, incluso habiendo pasado años, no se han recuperado muchos países.

ben rickert

“Si tenemos razón, la gente perderá sus casas, perderá sus trabajos, perderá sus pensiones, perderá sus ahorros. ¿Saben lo que odio de los putos bancos? Reducen a las personas a números. Les tengo un número, cada 1% que aumenta la tasa de desempleo, 40 mil personas mueren, ¿sabían eso?”

Ácida, divertida y entretenida, pero al mismo tiempo llena de ira y desidia contra unas de las instituciones más poderosas del mundo, The Big Short es en términos generales un éxito, a pesar de que la (por desgracia necesaria) exposición a través de los diálogos de tan complicado tema enlaguna en cierto grado su comprensión (a menos de que el espectador tenga conocimientos de finanzas).