Clerks

Dependientes (1994)

Dante Hicks es el cajero de una tienda de abarrotes. El sábado es su día de descanso. Pero, cuando su reemplazo avisa que no puede ir a trabajar, Dante debe ir a atender a los clientes. En su día de trabajo encuentra numerosos tropiezos y situaciones peculiares, junto con su amigo Randal, el negligente encargado de una tienda de video cercana.

Clerks fue hecha con un presupuesto mínimo. No es particularmente llamativa, visualmente hablando. Los actores son amateurs, en el mejor de los casos (aunque Jeff Anderson, el más creíble por lejos, tiene buen ritmo para la comedia). La película depende mucho de los diálogos, que a veces se vuelven artificiosos, y muchos chistes parecen escritos por un adolescente de 14 años. Pero es una película con un yo no se qué, una especie de encanto primitivo que la hace entrañable. Por lo menos la fotografía a blanco y negro se ajusta perfectamente a lo que quiere contar, las vidas de dos mediocres (aunque fue filmada así por falta de presupuesto y no por cuestiones de estilo).

hockey techo

Tal vez Smith y compañía no hubieran tenido los recursos para hacer un picado o qué se yo, pero se las arreglaron con lo que tienen.

Hay que admitirle sus virtudes a la película, porque así como hay cuasi monólogos forzados, de los cuales se abusa, también hay parlamentos lúcidos (como la singular discusión sobre el final de las películas de Star Wars). Y así como hay situaciones de mal gusto, hay otras que sí son divertidas (en general las que involucran a los clientes y sus peculiaridades). En especial destacan las escenas que muestran el lado más humano de los personajes, donde se ponen a hablar de lo que está mal en sus vidas, se dan cuenta de su inmadurez, y aprenden que ha llegado el momento en que deben responsabilizarse de sus actos, y perseguir los cambios que necesitan para mejorar, en lugar de esperar a que cambien las circunstancias o culpar a todo el mundo de sus propias fallas.

Como retrato de las angustias de un adulto joven de clase media/baja, funciona, a pesar de sus obvias limitaciones. Clerks es sencilla, relajada y se pasa un rato entretenido viéndola. A pesar del exceso de chistes pedorros y palabrotas, hace reír, y no está exenta de una carga de reflexividad que le cae muy bien, porque le ayuda a balancear su desenfado juvenil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s