Slacker

Slacker (1991)

Un día en la vida de varios desadaptados sociales, bohemios, pseudo-intelectuales, y desempleados de la ciudad de Austin, en Texas.

La primera película de Linklater en ser lanzada en salas de cine, es, al igual que muchas de sus obras posteriores, una película que muestra a un puñado de gente andando por ahí, haciendo nada “productivo”, pasando el tiempo hablando, bebiendo algo, yendo a un concierto o entreteniéndose. Aquí no hay trama, no hay suspenso, no hay progresión dramática. Es una serie de pequeñas viñetas de varios grupitos de personajes, enlazadas entre sí en el momento en que nuevos personajes entran a escena. Hay un uso interesante de los planos largos, en los instantes en que la película salta de un personaje y su combo a otro personaje, y así sucesivamente. A pesar de que es el profuso diálogo lo que sostiene la acción, la pretenciosidad que desbordan sus personajes (interpretados de manera adecuada por actores no profesionales), y el aire presumido y pomposo que le dan a sus ideas, por descabelladas que parezcan, crea un efecto cómico muy logrado.

pitufos krishna

“Un amigo mío tiene esta teoría rara sobre los Pitufos, pero la he estado pensando y, sabes, es medio cool, y de hecho estoy de acuerdo con ella, se trata de Krishna, ya sabes, como los Pitufos son azules, y él dice que los Pitufos están como, acostumbrando a los niños a ver gente azul, y es como, tú sabes, con los Pitufos siendo azules, los niños ven gente azul, ellos, como, los identifican con los Pitufos, y ellos relacionan la gente azul con, con cuando Krishna venga, ya sabes. Y no lo sé, estoy como de acuerdo con eso.”

Linklater muestra desde ya su peculiar habilidad para crear retratos de una generación específica, que se evidencia en algunas de sus películas posteriores, más laureadas. Esta película es el punto de partida para sus futuros estudios de los niños de los 70 (Dazed and Confused) y de los millenials (Boyhood). Aquí, habla de la Generación X. La apatía es la forma de rebelión de esta juventud descontenta, que vive hablando de teorías de conspiraciones y del hecho de que el capitalismo, el gobierno estadounidense y la manipulación mediática tienen jodida a la sociedad. Su rutina diaria es levantarse tarde, leer el periódico, comer algo, salir por ahí con los amigos a hablar de libros, películas, filosofía, inventar teorías raras, ideas pretenciosas, discutir, beber algo, ir a un toque/performance/película y ya. No les interesa en lo más mínimo buscar trabajo, ni progresar en sus carreras, aunque leen mucho y estudian, por lo general humanidades.

trabajadores mercancia muerte

“A todos los trabajadores allá afuera, ¡cada pieza de mercancía que producen es una pieza de su propia muerte!”

Slacker tiene un aire de frescura y de descuido irreverente que la hacen más atrayente (o soportable, dependiendo de lo que cada uno opine del director). Homenajea y celebra a los jóvenes pedantes pseudo-bohemios pseudo-artistas, pero al mismo tiempo se burla de ellos. En todo caso, todos los personajes se sienten vivos, reales, concretos, y muy peculiares. Si bien hacia el final se torna un poco cansina, debido a lo repetitivo de su dinámica, en términos generales entretiene, y Linklater logra transportar a la audiencia con éxito a aquel rincón suburbano de los Estados Unidos de principios de los años 90.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s