Nosferatu, eine Symphonie des Grauens

Nosferatu (1922)

El joven Hutter vive con su esposa Ellen en la ciudad de Wisborg. Él trabaja como vendedor de bienes raíces. Cuando su empleador, el excéntrico Knock, lo envía a Transilvania para que contacte a un potencial cliente interesado en comprar una casa en la ciudad, el conde Orlok, Ellen tiene un mal presagio. Hutter visita el castillo de Orlok, en donde extrañas cosas comienzan a suceder. El conde es una criatura con poderes sobrenaturales, que viaja a Wisborg para infestarla con una peste mortífera.

Nosferatu es un artefacto maldito, un viejo grimorio de magia negra desenterrado de una tumba abandonada por siglos. Toma la historia de Drácula y la hace más retorcida introduciendo el concepto del vampiro como plaga. El Orlok de Max Schreck dista de ser el rimbombante y sofisticado Conde, asemejándose a un roedor de mirada fija y protuberantes colmillos frontales, reafirmando la metáfora del vampiro como plaga. Su andar tieso, apariencia extremadamente delgada y la lentitud de sus movimientos lentos le confieren el aspecto de un cadáver que apenas tiene la energía suficiente como para ejecutar estas mínimas acciones.

nosferatu movimiento rapido.png

Este hecho contrasta con las escenas en donde vemos a Nosferatu desplazándose de un lado a otro con una velocidad sobrehumana, lo cual crea un efecto más escalofriante.

La película evita los cuidados ambientes góticos, optando por mostrar parajes rústicos, ruinosos y decaídos, junto con planos de la naturaleza salvaje que circunda al castillo, para crear un ambiente hostil, cavernoso. Murnau prefiere comunicar la historia a través de las imágenes, de manera directa, sucinta, casi escueta (como por ejemplo, el hecho de mostrar a Hutter riendo burlonamente mientras arroja a lo lejos su libro sobre vampiros), mientras preserva la naturaleza epistolar de la novela (aunque las cartas parecen ser escritas por un narrador que no interviene en la historia).

nosferatu-procesion-ataudes

Tal vez uno de los planos (a mi concepto) más impactantes es la procesión nocturna de los habitantes del pueblo, llevando a la sepultura a los fallecidos por la plaga del vampiro.

El productor y director de arte de la película, Albin Grau, era un reconocido miembro de una orden esotérica, y fundó la compañía de producción Prana Film con el objetivo de crear películas dedicadas a lo sobrenatural (siendo el film de Murnau el único que llegó a realizarse). Por ello, no sorprende que Nosferatu resulte tan solemne, y que trate a su temática con toda la sobriedad del caso, asegurándose de crear una atmósfera de muerte y putrefacción, con alusiones tanto al ocultismo, como al carácter letal de algunas especies de la naturaleza. Resulta mucho más fatalista y catastrófica que la novela. Puede que algunos consideren su seriedad impostada algo ingenua para nuestros tiempos, pero ésta es un elemento clave a la hora de crear la pestilente aura fúnebre que permea la película. Un clásico del que poco más hay que decir.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s