Freaks

Fenómenos (1932)

En un circo itinerante, un enano llamado Hans se enamora de la trapecista, Cleopatra, lo que lo lleva a abandonar a su prometida, la también enana Frieda. Lo que Hans no sabe, es que Cleopatra está teniendo una aventura amorosa con Hércules, el forzudo del circo, y que ambos están conspirando para envenenarlo y poder quedarse con su fortuna.

Una película algo extraña, caracterizada principalmente por el hecho de que sus actores fueran personas con deformidades, lo que simultáneamente causó el repudio generalizado del público y la crítica en su época de estreno, y arruinó la carrera de su director. Hoy en día ha sido reivindicada como película de culto, y a pesar de su edad, ha envejecido bien, precisamente por su carácter insólito e inquietante. Logra causar el mismo efecto chocante que debió haber generado en las audiencias de 1932.

La versión de la que disponemos en nuestros días de Freaks dura mucho menos que la original, dado que fue sujeta a muchos cortes por parte del estudio. Esto contribuye a que la narrativa se sienta apurada, incompleta, como una especie de mezcolanza, junto con el hecho de que la parte inicial del film es una serie de viñetas, en donde se representan a los personajes en situaciones cotidianas. Es sólo durante la segunda mitad donde empieza a tomar forma una historia más cohesiva (la cual, a decir verdad, no es tan llamativa). La actuación resulta bastante irregular, muy del promedio, y en algunos casos, como el de Olga Baclanova, quien interpreta a Cleopatra, no es muy buena, a decir verdad.

torso humano.png

Algunas de estas escenas muestran a estas personas haciendo cosas bastante llamativas, a pesar de sus incapacidades.

Resulta acertado el mostrar a este tipo de personas jugando e interactuando entre sí como cualquier persona, aún cuando eran vistos como monstruos. La gente “normal” es quien termina siendo los verdaderos monstruos, para quienes los “fenómenos” son seres desagradables. Los dos enanos son los personajes mejor construidos, llegan prácticamente a ser los protagonistas. Debido a la naturaleza fragmentada de la película, de todas formas se siente que algo le hace falta a su relación. Pero en la humanidad y nobleza de “los fenómenos” es donde reside el valor de Freaks.

cleopatra persecucion enanos

La secuencia culminante bajo la tormenta es particularmente memorable.

La película tiene su interés, y su valor (ciertamente pocos se hubieran atrevido a hacer lo que hizo Tod Browning), pero al final del día, está lejos de ser una obra maestra, debido a sus limitaciones. El utilizar a personas discapacitadas para la película crea un efecto tan realista como escalofriante (y en últimas, hasta conmovedor) al mismo tiempo, transformando lo que hubiera podido ser una película convencional en algo más distintivo. Osada, atrevida y diferente.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s