The Big Short

La gran apuesta (2015)

Michael Burry, un gestor de fondos de alto riesgo, descubre una burbuja en el mercado inmobiliario estadounidense. Empieza a comprarle permutas de incumplimiento crediticio a los bancos de inversión, lo que quiere decir que ganará dinero si miles de personas no pueden pagar sus hipotecas. Varios otros actores del mercado financiero oyen de esto, y empiezan a invertir en éstas permutas. Pronto, todos descubren que el inminente colapso del sistema financiero llevará a una crisis económica no solo a los Estados Unidos, sino al mundo entero.

Intrincada comedia dramática, que mantiene un delicado balance entre el humor, la indignación, y el rigor a la hora de tratar un asunto tan complejo y de tal magnitud como la crisis financiera del 2008. El guión de Charles Randolph y Adam McKay es bastante minucioso y detallado, sin embargo, esto es a su vez su gran ventaja y debilidad. Resultan acertadas (y divertidas) las explicaciones de conceptos básicos por parte de celebridades, sin embargo, la terminología utilizada por los protagonistas hace todo el asunto difícil de comprender. Es loable el esfuerzo de no trivializar el tema, de todos modos. El vertiginoso ritmo y frenética edición ayudan a acumular la tensión dramática.

mark baum

No hay un enlace flojo entre todo el elenco, pero quien más destaca es Steve Carell en el papel de Mark Baum.

A la película no le tiembla la voz a la hora de llamar a los dirigentes del sector financiero de Wall Street por lo que realmente son: criminales, rateros, ladrones. A través de complejos instrumentos financieros, y valiéndose de prácticas moralmente cuestionables, lograron crear absurdas sumas de dinero de la nada, apostando a que millones de personas (de clase media o baja) no iban a poder pagar el dinero de sus hipotecas, las mismas que les permitieron el poder comprar sus casas. Todo un sistema alimentado por la codicia, que se cayó por su propio peso, en lo que constituyó un crimen por el cual pagó la gente del común, mientras muchas entidades financieras salieron impunes e ilesas, gracias a los rescates del gobierno gringo. El evento se volvió una crisis global, de la cual, incluso habiendo pasado años, no se han recuperado muchos países.

ben rickert

“Si tenemos razón, la gente perderá sus casas, perderá sus trabajos, perderá sus pensiones, perderá sus ahorros. ¿Saben lo que odio de los putos bancos? Reducen a las personas a números. Les tengo un número, cada 1% que aumenta la tasa de desempleo, 40 mil personas mueren, ¿sabían eso?”

Ácida, divertida y entretenida, pero al mismo tiempo llena de ira y desidia contra unas de las instituciones más poderosas del mundo, The Big Short es en términos generales un éxito, a pesar de que la (por desgracia necesaria) exposición a través de los diálogos de tan complicado tema enlaguna en cierto grado su comprensión (a menos de que el espectador tenga conocimientos de finanzas).

 

Tini zabutykh predkiv

Sombras de antepasados olvidados (1965)

En una aldea Hutsul, en medio de los Cárpatos, Iván y Marichka, dos niños de familias enemigas, se enamoran desde que son niños. Crecen juntos y planean casarse, sin embargo, él deja la aldea para trabajar, y ella muere. A pesar de ello, él no puede olvidarse de ella. La vida de Iván se muestra enmarcada dentro de las costumbres, ceremonias, tradiciones y modo de vida del pueblo hutsul.

Parajanov transporta al espectador hacia otras tierras, retratando una etnia ancestral de manera impecable. La riqueza en cuanto a dirección de arte (particularmente en materia de vestuario y decorados), uso de colores vistosos (el rojo sobresale entre todos, junto con el amarillo), y las canciones tradicionales,  crean una estética única, distintiva. El ritmo acelerado, fluido, las sutiles pero repentinas transiciones entre diferentes periodos de tiempo, y el audaz manejo de cámara (en muchas instancias se usa la cámara en mano para filmar largos planos, o para adoptar el punto de vista de un objeto) mantienen la inmersión de la audiencia.

marichka palagna

Muchos paralelismos y simbolismos salen a la luz a lo largo de la película.

 

ancestros iglesia

Otro ejemplo de ellos es el uso de iconografía religiosa, yuxtapuesta con tradiciones y creencias autóctonas, que podrían considerarse “paganas”.

Rivalidades con graves consecuencias, violencia, infidelidad, traición, superstición, religión, y amor imperecedero marcan la trama de la película. A través de la tragedia de Ivan (su romance inicial con su verdadero amor, Marichka, es contado de manera bellísima), Parajanov nos presenta el intrigante y singular modo de vida de “un pueblo olvidado”, rescatando la herencia cultural de Europa del Este. El film tiene un aire vetusto, como el de una reliquia desenterrada, proveniente de tiempos muy lejanos (rasgo que aparece por primera vez en esta película, y pasaría a formar parte esencial del estilo del director armenio). Las imágenes están imbuídas de una cualidad poética que es difícil de replicar. Claramente el director concebía al cine más como un medio visual que narrativo.

El inicio (Parajanov renegaría de todas las películas que hizo antes de ésta, a las que calificaba como “basura”) de una filmografía tan sublime y original como tristemente corta, Sombras de Antepasados Olvidados vendría siendo al mismo tiempo el film más accesible del director, por lo que resulta recomendado para aquellos que deseen adentrarse en su obra.

 

Offret

El sacrificio (1986)

Alexander es un intelectual que se siente desencantado con el mundo actual, con la desunión de su familia y con el avance de la tecnología. En el día de su cumpleaños, un noticiero anuncia el inicio de una guerra nuclear.

La última película de Tarkovski, a pesar de estar enmarcada dentro de sus principios estilísticos habituales, es marcadamente diferente del resto de su filmografía. Los acontecimientos que ocurren no pueden ser explicados de forma racional, el modo de actuar de los personajes puede parecer inverosímil (el trabajo actoral de prácticamente todo el elenco juega un papel fundamental a la hora de determinar este aspecto de la película).  El ritmo, lento como de costumbre, imbuido al film a través de esos característicos planos largos, transmite al espectador la tensión y sensación de desespero provocada por el inminente apocalipsis (si bien éste llega a flaquear durante algunos instantes de la primera mitad de la película).

sacrificio fotografia

El manejo de la luz (cortesía del afamado director de fotografía Sven Nykvist) tiene un efecto dramático muy pronunciado. A medida que la película progresa, la luz empieza a diluirse, a desaparecer. A muchas secuencias se les realizó una pronunciada reducción de color. Llegan a estar sumidas en una oscuridad casi total.

Alexander es un hombre que vive distanciado del modo de pensar y actuar de sus contemporáneos. Inicialmente, lo único que puede hacer es lamentarse, pero se frustra, porque quisiera actuar en lugar de hablar. Para salvar a la humanidad, ofrece un sacrificio de todas sus posesiones y de su estilo de vida, un regalo desinteresado. Curiosamente, a pesar del carácter marcadamente religioso del cine de Tarkovski, existe cierta ambigüedad en El Sacrificio, que da pie a variedad de interpretaciones. A pesar de que el acto de sacrificio por los demás, como acto central, está claramente enmarcado dentro de una visión cristiana, Dios no intercede de manera explícita, e incluso se alude al paganismo (a través de la figura de la bruja). Las alusiones a Japón (muy poca música aparece durante la película, pero una pieza musical tradicional japonesa destaca) podrían hacer referencia a elementos espirituales de otra naturaleza presentes en las religiones orientales.

alexander monologo sacrificio

“El hombre siempre se ha defendido de otros hombres y de la naturaleza, de la cual forma parte, violándola constantemente, erigiendo así una civilización basada en la fuerza, el miedo y la dependencia. Todo nuestro progreso técnico sólo nos ha traído cierto nivel de bienestar. Y violentos instrumentos para mantener el poder. ¡Somos como salvajes!”

El Sacrificio puede ser ofuscante y difícil de entender (cosa que no es sorprendente ni novedosa, viniendo del autor de El Espejo), por lo que su significado más profundo puede perderse si se realiza una interpretación literal de la obra. Podría pensarse que al final, Alexander resulta siendo un enfermo mental. En realidad, lo que impulsa su modo de actuar es su fe, su impulso de beneficiar al prójimo, de trascender, hallar su espiritualidad en un mundo cada vez más materialista, y aportar a la construcción de una nueva sociedad. Sólo teniendo en claro esto puede llegar a comprenderse el verdadero carácter de la película, el cual es más el de una parábola o una alegoría, que el de un drama.

Bom yeoreum gaeul gyeoul geurigo bom

Primavera, verano, otoño, invierno… y otra vez primavera (2003)

En un pequeño templo que flota sobre la superficie de un lago, viven un monje budista y su aprendiz. La película narra las etapas de la vida del aprendiz, que se suceden con las cuatro estaciones.

primavera verano otoño invierno

La película se beneficia en gran medida por el uso de su locación principal, el lago artificial Jusanji, el cual está ubicado en medio de un parque natural en Corea del Sur. Rodeado de centenarios árboles, en lo profundo de las montañas, es un lugar con un aura tranquila y mística. La vida del aprendiz está enmarcada dentro de las cuatro estaciones. Así, la primavera muestra la fascinación y descubrimiento del mundo que él vive en su infancia, el verano muestra la pasión juvenil despertada por los deseos eróticos, el otoño la ira y la culpa que el ahora adulto aprendiz debe enfrentar por causa de sus errores pasados, y el invierno, su redención y el renacimiento espiritual. El entorno natural y los cambios que sufre con cada estación crean un maravilloso efecto de contrapunto a los acontecimientos que suceden en pantalla. Los movimientos de cámara son deliberadamente pausados. Los personajes permanecen en silencio gran parte del tiempo. Esto le confiere a la película una atmósfera profundamente reflexiva.

aprendiz niño joven adulto viejo

Bajo la tranquilidad se esconde una profunda lucha espiritual, que se manifiesta de diferentes maneras a lo largo de la vida del aprendiz.

Esta es una historia de la lucha de un hombre contra sus deseos, que despiertan males como la lujuria, la venganza, los celos, la ira y la codicia. El mal, a pesar de causar sufrimiento, está profundamente enraizado en la naturaleza humana, porque obedece al deseo. Abandonar el deseo es dejar atrás el sufrimiento, y romper el ciclo de la constante muerte y reencarnación. El ayuno, la penitencia y la meditación forjan la disciplina necesaria para tener la capacidad de alcanzar la paz interior. Muchas otras alusiones a los preceptos del budismo aparecen sutilmente a lo largo del film, y a pesar de que puedan ser algo difíciles de captar para las audiencias occidentales (o quienes no pertenezcan o conozcan esta religión), no imposibilitan la comprensión o el disfrute del mismo.

Primavera, verano, otoño, invierno… y otra vez primavera se ha convertido en una de las obras más célebres del cine asiático, y con justa razón. Engañosamente simple, esconde una profundidad difícil de expresar en palabras, mientras ilustra de manera poética el anhelo del hombre por trascender su condición.

 

Valhalla Rising

Valhalla Rising (2009)

Durante años, un guerrero de un solo ojo es mantenido prisionero por unos vikingos y obligado a mantener brutales peleas con otros prisioneros por deporte. Se escapa, junto con el niño esclavo que le daba de comer, y se encuentra con otros vikingos, ya no paganos como sus captores, sino cristianos. Se embarcan en un viaje hacia Tierra Santa, para participar en las cruzadas. Sin embargo, en alta mar una misteriosa niebla envuelve el bote, y terminan perdidos en una tierra extraña, la cual asocian con el infierno.

Valhalla Rising parece más un video musical de hora y media de duración (hecho para una banda de viking/folk metal), que una película. Innegablemente deslumbrante, pulida y muy procesada en cuanto al aspecto visual, hasta el punto en que llega a parecer artificial. Sin embargo, se valora el esfuerzo del director de fotografía, Morten Søborg. Los majestuosos paisajes montañosos en que se desarrolla la acción le dan a la película una atmósfera envolvente, hipnótica, gélida y onírica, que sin duda es lo que hace que valga la pena verla hasta el final.

valhalla rising

Refn parece confundir el dotar a una obra cinematográfica de una narrativa visual con el mostrar esplendorosas imágenes. La poca historia que hay no va a ningún lado, el ritmo lento (que no contemplativo) flaquea en varias ocasiones (todo en favor del ostentoso estilo), los personajes son unidimensionales y completamente planos (qué desperdicio es Mads Mikkelsen, sus cualidades como actor están subutilizadas, aquí solo se limita a hacer cara de constipado, sin decir una sola palabra durante casi todo el film), las secuencias surrealistas están pobremente concebidas y desarrolladas (no van a ningún lado, se limitan a ser una especie de visiones, que deberían tener trascendencia, pero fallan en su cometido), y la violencia explícita es exagerada y francamente, no viene al caso (es muy evidente el hecho de que los chorros y salpicones de sangre fueron hechos por computadora).

valhalla rising 2

Temáticamente, Valhalla Rising resulta pretenciosa a más no poder. Su apariencia portentosa da la ilusión de que está tratando de decir algo importante, pero no concluye en nada. Alusiones a la mitología vikinga, a profecías y eventos sobrenaturales se mezclan con un nihilismo vacuo. ¿Está criticando el cristianismo? ¿O las religiones en general? Tanto paganos como cristianos y hasta los amerindios resultan igual de brutales y barbáricos. Las supuestas ideas que está tratando de comunicar quedan en el aire, en el vacío. Es por esto que a pesar de sus virtudes técnicas, personalmente quedé con la impresión de que la película daba para más, y de que tenía un potencial que fue desafortunadamente desaprovechado.

Jōi-uchi: Hairyō tsuma shimatsu

Rebelión (1967)

Isaburo Sasahara es un vasallo del señor feudal del clan Aisu. Él y su esposa llevan un matrimonio arreglado, sin amor. El hijo de ellos, Yogoro, está en edad de casarse, por lo que le ordenan contraer matrimonio con Ichi, la ex-concubina del señor feudal. Ella le había dado un hijo al líder del clan, por lo que no la reciben de buena manera. A pesar de esto, pronto la relación entre ella y Yogoro florece, y tienen una hija, Tomi. Ichi empieza a ser apreciada de igual manera por Isaburo. Sin embargo, el heredero legítimo del señor feudal muere, por lo que el hijo que él tuvo con Ichi se convierte en el nuevo heredero. Por lo tanto, la obligan a volver al castillo, al lado del daimyō. Isaburo y Yogoro deberán decidir, si entre dejar que ella permanezca con el señor feudal, o traerla de vuelta, aunque les cueste el prestigio de su familia, y hasta la vida.

Al igual que en su obra más conocida, Harakiri, Kobayashi cuestiona el código de honor de los samuráis y de la sociedad de aquel entonces, y muestra la represión y las trágicas consecuencias de ir en contra del orden social establecido. El ritmo lento aumenta la sensación de tensión, que va en crescendo a medida que la situación se torna cada vez más angustiosa. Los juegos entre luces y sombras enfatizan el turbio clima moral de la trama. Las composiciones meticulosas, casi pictóricas, están muy bien logradas. Destaca el uso de freeze-frame en la escena del flashback, así como los frecuentes close-ups extremos, que acentúan el dramatismo. La música destaca, al aparecer solo en ocasiones limitadas, y utilizar exclusivamente instrumentos japoneses tradicionales.

isaburo sasahara

El célebre Toshiro Mifune da lo mejor de sí, en una de sus interpretaciones más poderosas. La evolución del personaje, y su caracterización, están muy bien hechas.

Todos los personajes vivieron sus vidas apegándose al orden social, para mantener una imagen impecable ante la sociedad, a costa de su propia felicidad. Los poderosos, se aprovechaban de dicho orden para pasar por encima de los derechos de sus súbditos, quienes debían verse forzados a soportar sus abusos, para evitar perder su honor. Cuando se rebelaban contra la autoridad, eran castigados y reprimidos de manera cruel. Rebelión no es una película de escenas de acción. Las peleas son breves, pero impactantes, y están imbuidas de un carácter marcadamente fatalista. Así, de manera breve, en cuestión de instantes, van muriendo tanto rebeldes como soldados. Lo único que le importa a la sociedad y a la autoridad es mantener su imagen de respetabilidad, así cometa actos inmorales.

isaburo yogoro ichi

“Mi suegro estaba impresionado con mi habilidad con la espada. Como líder del clan Sasahara, me pidió que me uniera a la familia, a través de un matrimonio. Pero yo no tengo más talentos. En otras palabras, soy un bueno para nada. Así que para probar mi valor, he luchado para preservar nuestro buen nombre y posición social durante estos últimos 20 años. Así que, ¿por qué estoy siendo tan obstinado? En primer lugar, por la cruel injusticia cometida. Pero más que nada, el bello amor entre ustedes me ha conmovido. ¡Nunca ha habido una pizca de amor en mi vida de casado!

Tan envolvente y cautivante como desoladora y triste, Rebelión es una tragedia de grandes proporciones, maravillosamente contada, visualmente majestuosa, y llena de una carga emocional aguda y profunda.

 

Polițist, Adjectiv

Policía, adjetivo (2009)

El joven policía Cristi está investigando a unos adolescentes que consumen marihuana. Los observa, anota sus actividades en unos informes, y prosigue con una investigación cada vez más sin sentido, mientras empieza a cuestionar el sentido ético de su labor.

La película busca transmitir el hastío de la repetitiva y tediosa vida de su protagonista, quien es forzado a espiar (y considerar como criminales potencialmente peligrosos, o hasta posibles traficantes) a unos muchachos que simplemente usan drogas con fines recreacionales, muy a su pesar. El ritmo, que avanza a paso de tortuga, los planos largos y prolongado uso de cámara fija enfatizan esa sensación de estancamiento. Lo hacen tan bien, que el film es casi imposible de soportar. En verdad, es aburridísimo.

policia adjetivo

Un drama policial cuyo clímax no muestra al protagonista llevando a cabo un arriesgado operativo, sino leyendo definiciones de un diccionario durante casi 10 minutos.

La falta de sentido y de pertinencia del caso asignado a Cristi, así como la lentitud con la que avanza la historia y la investigación, llevan al espectador a concluir que lo poco que ocurre durante las casi dos horas de película es una pérdida de tiempo absoluta (si es que no se ha dormido para entonces). En efecto, el director quería mostrar la inutilidad de la burocracia y la falta de pertinencia de su labor, así como la dicotomía que existe entre lo legal y lo moral, dos nociones que no siempre se corresponden, menos cuando la ley es fijada y mantenida por unos organismos ineficientes que no tienen la menor preocupación por verdaderamente ayudar y servir a la población.

Poco más hay que decir sobre Policía, adjetivo. Es una propuesta diferente, que sabe lo que hace y lo hace de manera impecable. Por desgracia, lo que hace no es para nada disfrutable, ni llamativo estéticamente hablando. Sin embargo, plantea unas cuestiones de fondo bastante interesantes sobre la labor de las instituciones encargadas de proteger la ley, y sobre la naturaleza de las mismas, por lo que aquellos interesados en ver algo fuera de lo convencional podrían echarle una revisada.