Entrevista con el vampiro

Interview with the Vampire (1994)

A finales de la década de los 80, un reportero de nombre Daniel Molloy se topa con un pálido e imponente sujeto, llamado Louis de Pointe du Lac, quien asegura ser un vampiro. Louis le cuenta al reportero la historia de su existencia, partiendo desde el punto en el que el taimado vampiro Lestat lo convierte en uno de los no-muertos.

Una de las iteraciones más icónicas (para bien o para mal) del mito vampírico en el cine, que hace de aquellos monstruos unos seres angustiados, sensibles y desesperados por compañía. Y no contenta con ello, convierte a la figura del vampiro en una metáfora para la homosexualidad. Esto ha hecho que sea vista con desprecio por parte de un gran número de personas, pero, ¿acaso no resulta lógico el hecho de que aquellas criaturas, cuya existencia va “contra la ley divina”, incurran en otras conductas “condenadas por Dios”?

Adicionalmente, en cuanto a aspectos visuales, resulta muy llamativa, gracias a la impresionante dirección de arte de Dante Ferretti. La escenografía, los suntuosos decorados victorianos, el vestuario, y el maquillaje (crucial a la hora de concederles esa distintiva apariencia andrógina a los vampiros) están impecablemente realizados, y sumergen al público en esa atmósfera gótica del siglo XIX. Elegante, sobria, y tenebrosa, pero sin caer en lo exagerado, con un toque más bien “realista”.

theatre des vampires
Las catacumbas del Théâtre des Vampires son uno de los tantos sets que resaltan a la vista.

El guión, escrito por la autora de la novela, Anne Rice, roza en igual medida la genialidad y el ridículo, ya que a pesar de su originalidad, y del ingenio de algunas de sus frases, varios diálogos resultan más apropiados para una telenovela, debido a su carácter excesivamente melodramático. Hay escenas que terminan teniendo un efecto algo cómico, bien sea intencionado o no. La naturaleza episódica de la narrativa afianza la idea de la longevidad del protagonista, y la sensación de que lleva una existencia sin un rumbo fijo. La voz en off es prominente, pero no llega hasta el punto de resaltar lo obvio.

lestat baile cadaver
Los momentos más divertidos vienen de la mano del carismático Lestat.

El casting se ha convertido en otro de los aspectos por lo cual esta película no es tomada en serio, dado que el estudio decidió contratar a superestrellas de la época, sin importar si se ajustaban o no a los papeles que iban a representar. El resultado final en cuanto al apartado actoral es desigual. Tom Cruise sobreactúa, pero su histrionismo es extrañamente hipnotizante, y refleja perfectamente el carácter del personaje de Lestat. Brad Pitt está bien en el papel de Louis, afeminado y melancólico pero determinado y de voluntad firme. La mejor interpretación del elenco es, en realidad, la de Kirsten Dunst.

claudia
Su personaje, Claudia, es una adulta encerrada en el cuerpo de una niña, que pasa de ser indefensa, a convertirse en una caprichosa asesina, para terminar asumiendo el papel de amante de Louis, con todas las connotaciones que eso acarrea, madurando emocional y mentalmente.

A pesar de tratar con seres sobrenaturales, la película tiene un marcado carácter existencialista. Al eliminar su mortalidad, las dudas que tienen los personajes sobre el sentido de sus existencias se hacen más apremiantes y pesadas. Viven agobiados por estas cuestiones. Estos vampiros no han visto evidencia de ningún ser superior, ni de algo más allá de la muerte, ni del origen y propósito de sus poderes. Por ello, sólo viven para alimentarse de sangre cada noche, y ver pasar los siglos, cosas que resultan completamente vacías para Louis. Es aquí donde reside la tragedia de la cinta, en la pesadumbre de una rutina eterna, que se extiende más allá de los límites de lo que cualquier mortal ha soportado. El mundo cambia, pero los personajes permanecen atrapados en un estancamiento perpetuo.

Es por esto que Entrevista con el vampiro no puede considerarse como una película de terror como tal, ya que al explorar más a fondo las consecuencias de la inmortalidad, se torna más ambiciosa y refinada que las toneladas de pésimas películas de vampiros que se han hecho desde su lanzamiento, cuyo único objetivo es alborotar las hormonas de una audiencia femenina adolescente. No es una película perfecta, es cursi, desbalanceada e ingenua, pero, a pesar de sus limitaciones, construye un mundo complejo e inmersivo, lo cual hace que tenga el potencial de ser revisitada en múltiples ocasiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s