Das Testament des Dr. Mabuse

El testamento del doctor Mabuse (1933)

El Dr. Mabuse vive recluído en un asilo psiquiátrico, escribiendo hojas y hojas llenas de planes macabros, que no parecen tener mucha importancia, hasta que empiezan a suceder en la realidad. El inspector Lohmann (curioso el hecho de que sea un personaje extraído de M) debe encontrar a los culpables, para lo cual le servirán 3 personas vinculadas de un modo u otro al Doctor: su psiquiatra, uno de sus secuaces (el cual se halla en un dilema moral, sobre si permanecer en las filas del crimen o huir con la mujer que ama), y un inspector de policía que se ha enloquecido al investigar el caso.

La película tiene muchas similaridades estilísticas con su inmediata predecesora, M al tener una iluminación oscura, pero no en exceso (como la de cientos de películas sobre criminales), y tomar lugar en entornos urbanos con una apariencia realista, a pesar de que trae de vuelta ciertos rasgos expresionistas como la presencia de elementos paranormales (bien logrado el efecto visual del fantasma de Mabuse, a pesar de su vieja data), y un par de decorados con formas irrealistas y/o grotescas, que son introducidos de manera más sutil.

hofmeister expresionismo mabuse

Este es el ejemplo más prominente en toda la cinta, y aparece de manera muy breve en pantalla, siendo utilizado solamente para mostrar la perspectiva distorsionada de la realidad que tiene el enloquecido Hofmeister.

El ritmo se ajusta a las necesidades de las situaciones presentadas en la película, al ser acelerado. Persecuciones, grandes explosiones, trampas mortales, tiroteos. Sin embargo, como consecuencia de esto, algunas escenas llegan a recurrir mucho al diálogo expositorio, el cual resulta algo obtuso. Pero bueno, al menos esto contribuye a agilizar la acción. La actuación es algo rígida, pero es de esperarse, dada la época en que fue hecha esta película y la temática que trata (quienes mejor perfeccionaron el arte de la actuación en las primeras décadas del cine fueron, de hecho, los estadounidenses). Rudolf Klein-Rogge retoma su papel del Dr. Mabuse, que había interpretado en la primera parte de la saga, en 1922, y su actuación es la más memorable, junto con tal vez la de Otto Wernicke como el inspector Lohmann.

fantasma mabuse

Con ese maquillaje (¡incluso tiene los sesos al descubierto!) todavía más.

Algunos ven en este film una alegoría al Nazismo, que por aquella época había tomado el poder en Alemania, aunque dicha interpretación es discutible a mi parecer (sin embargo, ciertos detalles como el hecho de mostrar a Mabuse autoproclamándose como el Estado, así como la arbitrariedad de sus grandes actos criminales, diseñados para eliminar toda oposición a sus ideas por parte de la sociedad, son demasiado obvios como para ignorarlos). Sin embargo, la cinta sí tuvo problemas con los Nazis. Joseph Goebbels la consideraba peligrosa “al mostrar que un grupo de individuos con la suficiente dedicación, era capaz de derribar cualquier estado por medio de la violencia”.

A pesar de que la recepción inicial a la película fue algo tibia (en parte debido al turbulento clima político de aquel año en que fue lanzada), y de ciertas limitaciones producto de la época, Das Testament es un interesante híbrido entre expresionismo mudo y thriller “moderno”, y sigue siendo bastante digerible para audiencias modernas, porque desafortunadamente, el terrorismo sigue tan vigente como nunca.

explosion fabrica mabuse

Tremenda esta explosión. El mismo Lang (quien además ponía a los actores a usar armas reales en las escenas de disparos) fue quién activó el detonador.

La influencia del Doctor Mabuse en el cine posterior no puede ser ignorada. Presentaba (para la época) un tipo nuevo y peligroso de maldad, que no tenía objetivo alguno más que causar el caos porque sí. Cometía crímenes con el único fin de provocar terror entre las masas, e introducir la anarquía y la confusión. El terrorismo llevado al extremo de la inhumanidad. Si un villano con estas características se les hace conocido, es porque, de hecho, Christopher Nolan se inspiró en el Dr. Mabuse para la versión de The Joker que aparecería en su archiconocida (y algo sobrevalorada, dicho sea de paso) The Dark Knight. Y creo que no necesito decir nada más.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s