M.

M. (1931)

Hans Beckert es un asesino de niños. Sus espantosos crímenes logran alertar a toda la fuerza policial de la ciudad, que empieza a realizar grandes operativos para encontrarlo. Las redadas que hace la policía con el fin de atrapar al asesino son tan frecuentes que empiezan a convertirse en un estorbo para la mafia, quien decide tomar cartas en el asunto, encontrando a Beckert para ajusticiarlo por sus propias manos.

Fritz Lang se convirtió, a lo largo de los años 20, en uno de los directores más reconocidos de la república de Weimar, pero los tiempos estaban cambiando, y eventualmente el sonido llegó al cine. En vez de oponer resistencia al cambio, Lang se adaptó a las nuevas tecnologías. M es su primera película sonora, una especie de ruptura con sus obras previas y un clásico cuya influencia rivaliza a la de obras como Metropolis. Si bien su atmósfera sigue siendo oscura y turbia, deja atrás los ecos pesadillescos de antaño para explorar horrores mucho más realistas, ya que la acción toma lugar en un entorno netamente urbano, moderno (para la época).

m rejas sombras
En la iluminación prevalece el claroscuro, que contribuye en gran medida a ilustrar en pantalla una ciudad gris en decadencia, donde el submundo criminal es el que tiene el poder, y la ciudadanía vive con miedo, en medio de la pobreza y la inseguridad.

El guión es más fluido narrativamente que el de sus obras mudas, lo que permite la inclusión de elementos de un tinte psicológico y un mayor desarrollo de personajes en el film, al poder describir a los mismos de manera más directa. El diálogo sirve de hilo conductor, pero no redunda sobre lo que cuentan las imágenes. El icónico leitmotif del silbido que suena cada vez que aparece Beckert (o mejor, cada vez que está a punto de cometer una de sus fechorías) influenciaría el uso de este recurso sonoro en films posteriores.

m peter lorre
La perturbada interpretación de Peter Lorre, en el papel de Beckert, le dio un gran impulso a su carrera, al mostrar de forma escalofriantemente convincente las particularidades del estado mental del psicópata.

En M, se expone el lado oscuro de la humanidad, y el salvajismo que se esconde bajo un orden social quebrantado, sale a la luz. La población, horrorizada por los actos de Beckert, compienza a buscar culpables a toda costa, llegando hasta el punto de intentar linchar a un hombre inocente. En la película se cuestiona la relatividad de la justicia, un tema que llegaría a ser recurrente en la filmografía posterior de Lang. ¿Qué derecho puede tener un grupo de delincuentes, que están conscientes de que están violando la ley, a juzgar a un enfermo mental, que actúa por impulsos inconscientes? ¿Qué tan inocentes pueden ser los ciudadanos, que, hallándose impotentes ante el crimen, empiezan a buscar culpables donde no los hay?

policia mafia M
Se establece un paralelo entre la policía y la mafia (resaltado en una secuencia que muestra, a través del montaje paralelo, los planes de ambas instituciones para capturar a Beckett). Mientras la policía es ineficiente, la mafia logra lo que ellos no pueden.

Indudablemente, la película se halla influenciada por el contexto sociopolítico y económico de la república de Weimar de principios de los 30, ya que por aquella época circulaban reportes noticiosos con historias de asesinos seriales. Como si fuera poco, la situación económica era precaria, y una nueva ideología surgía de entre las sombras. Pero en un sentido más profundo, lo que se ve en M puede aplicarse a cualquier sociedad en donde la desigualdad y la corrupción son quienes tienen el poder. La obra de Lang logra mantener su vigencia al preguntarse sobre las formas en que la justicia puede ser manipulada por diferentes personas, y sobre la busca de chivos expiatorios sobre quien descargar la frustración que produce la inefectividad de la ley.

Anuncios

Un comentario sobre “M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s