M.

M. (1931)

Fritz Lang era ya un director consagrado en la república de Weimar, habiendo dirigido nada más y nada menos que Metropolis, una de las películas más influyentes de todos los tiempos, y de las más populares de la era del cine mudo. Pero los tiempos estaban cambiando, y eventualmente el sonido llegó al cine. En vez de oponer resistencia al cambio, Lang se adaptó a las nuevas tecnologías. M es su primera película sonora, y un clásico cuya influencia rivaliza a la de Metropolis.

Si bien las películas mudas de Lang tenían una atmósfera oscura y turbia, estas tenían un tinte algo pesadillesco, debido a que estaban enmarcadas en el expresionismo alemán. M expresa horrores mucho más realistas, porque la acción toma lugar en un entorno netamente urbano, donde la iluminación low-key prevalece en cuanto a la fotografía. Los claroscuros son prominentes, y contribuyen en gran medida a ilustrar en pantalla una ciudad gris en decadencia, donde el submundo criminal es el que tiene el poder, y la ciudadanía vive con miedo, en medio de la pobreza y la inseguridad.

rejas claroscuro m

Este tipo de iluminación se volvería característico del cine negro de Hollywood en años posteriores.

El lado oscuro de la humanidad es expuesto, y su carácter salvaje, reprimido bajo la fachada de la civilización, sale a la luz. La historia trata sobre Hans Beckert, un asesino de niñas, cuyos actos han dejado horrorizada a la población, que ha comenzado a buscar culpables entre ellos. Llegan al punto de intentar linchar a un hombre inocente. Las redadas que hace la policía con el fin de atrapar al asesino son cada vez más frecuentes, hasta el punto de que empiezan a convertirse en un estorbo para la mafia, quien decide tomar cartas en el asunto, encontrando a Beckert para ajusticiarlo por sus propias manos.

paralelo mafiosos policia

La película yuxtapone de manera ingeniosa a través del montaje paralelo la reunión de los mafiosos con la de la policía, para mostrar que ambas partes persiguen un mismo fin, insinuando una similaridad entre estas dos instituciones.

Siendo esta la primera película sonora de Fritz Lang, es una especie de ruptura con sus obras previas. El guión es más conciso, más fluido narrativamente, lo que permite la inclusión de elementos de un tinte psicológico y mayor desarrollo de personajes en el film, al poder describir a los mismos de manera más directa. En los primeros tiempos del cine sonoro, existían películas que abusaban de manera excesiva del diálogo. Ésta no es una de ellas. El diálogo sirve de hilo conductor, pero no redunda sobre lo que cuentan las imágenes. El icónico leitmotif del silbido que suena cada vez que aparece Beckert (o mejor, cada vez que está a punto de cometer una de sus fechorías) influenciaría el uso de este recurso sonoro en films posteriores.

beckert confesion

La perturbada interpretación de Peter Lorre, en el papel de Beckert, le dio un gran impulso a su carrera. Por desgracia, siempre lo ponían a hacer de villano, al pobrecillo.

En la película se cuestiona la relatividad de la justicia, un tema que llegaría a ser recurrente en la filmografía posterior de Lang. ¿Qué derecho puede tener un grupo de personas que cometen crímenes, consciente de que están violando la ley, a juzgar a un enfermo mental, que actúa por impulsos inconscientes? ¿Qué tan inocentes pueden ser los ciudadanos, que ante su impotencia a estos actos horripilantes, empiezan a buscar culpables donde no los hay?

En cierto modo, M muestra un panorama de la situación de la república de Weimar a principios de los años 30, ya que justamente el film está basado en reportes de noticias sobre asesinos seriales, que por aquella época tenían conmocionado al país, cuya economía estaba pasando por una situación grave luego de la Gran Depresión, sin mencionar que, al mismo tiempo, el Nazismo estaba comenzando a surgir (a ésto último aludiría en cierto modo Lang con su próxima película, Das Testament des Dr. Mabuse, pero eso ya es historia para otra entrada). Del mismo modo que en M, en donde la gente se deja llevar por sus impulsos más oscuros, ocurriría en Alemania durante los próximos años posteriores al lanzamiento del film.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s